LA EXCELENCIA EN LA ORACIÓN | Filipenses 1:10

la excelencia en la oración

La oración siempre debe buscar lo mejor para Cristo

para que aprobéis lo mejor.. para el día de Cristo" Fil.1:10

¿Se han fijado en los puntos de oración de Pablo? Si aún no, entonces le invito a realizar una recopilación de todas sus oraciones y hacer un listado de todas sus peticiones. Yo ya lo hice, y le puedo asegurar que nunca encontré a Pablo afirmando que oraba incansablemente por su libertad (aunque estaba en la cárcel injustamente); tampoco oraba mucho para recibir provisión económica; ni por los problemas de salud que tenía.

Es sorpréndete notar que Pablo oraba por cosas que Él consideraba más altas y más urgentes que sus propias necesidades. Estas cosas son las de mayor importancia en el reino de Dios y sin embargo son tan descuidadas hoy en día; tan necesarias y tan menospreciadas a la vez.

Pablo tenía bien en claro “el principio de la excelencia”. Una verdad que nos enseña a ofrecer a Dios lo mejor de lo mejor en todo lo que hagamos. Y así era la oración de Pablo, tenía como meta lograr que la iglesia apruebe lo que es mejor, con el fin de darle eso mismo a Cristo.

Leamos con cuidado:

Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento, para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo” (v.10)

¿Cómo podemos buscar lo mejor para Cristo?

  1. Escudriñando la Palabra constantemente. 2Pe.3:18
  2. Comprobando todo lo que es agradable para Él. Ef.5:10
  3. Guardando sus mandamientos diligentemente. Jn.14:15
  4. Puliendo y usando nuestros dones. 1Co.12:31
  5. Adorando en santidad de vida. 1Tim.2:8
  6. Sirviendo al prójimo de la mejor manera. 1Ti.6:2
  7. Usando bien nuestro tiempo. Ef.5:16-17
  8. Haciendo todo con amor. 1Co.16:14

Debemos darle lo mejor al Rey de reyes. Y nuestra oración juega un papel muy importante en este objetivo. 

¡Esa debe ser una fuerte motivación para vivir de rodillas!

RECOMENDACIONES:

  1. Visualice y piense en la manera en que la iglesia puede mejorar y perfeccionar su servicio a Dios.
  2. Deje todo pesimismo y conformismo, busque siempre avanzar y el crecimiento de la obra.
  3. Centre su atención en el punto de nuestra comisión hasta lo último de la tierra, nunca es suficiente.
  4. Priorizar las peticiones extraordinarias y que dan gloria al Nombre de Cristo, y las que sirven más para el avance del servicio, sobre las peticiones ordinarias. en otras palabras: Deje lo común siempre para el final.


compartir-en-Facebook4

Puedes ver más en la Serie Bíblica: