DEVOCIONAL: Romanos 1:8-13 | Colaborando en el crecimiento de otros


PUNTO DE PARTIDA:


Esta vez vamos a centrar nuestra mirada en el servicio que Pablo estaba dispuesto a brindar a los creyentes de Roma:

  1. Dispuesto a orar por ellos fervientemente. (Ro.1:8-9).
  2. Dispuesto a visitarlos y profundizar su comunión. (Ro.1:10, 13)
  3. Dispuesto a prestarles ayuda para confirmar sus dones (Ro.1:11)
  4. Dispuesto a confortar a sus corazones. (Ro.1:12)


SOBRE LA MARCHA:


Cuando Pablo pensaba en un compromiso con el evangelio no solo pensaba en testificar a los incrédulos sino también, en igual fuerza, ministrar a los creyentes y ayudarles a desarrollarse en el servicio a Cristo. Esto comprendía: Interceder y dar gracias por ellos en oración, visitarles, alimentarles con la palabra de Dios e involucrarlos en el servicio. Por medio del ejemplo de Pablo podemos entender tres cosas importantes como principios para hoy:

  • Servir en el evangelio no solo es testificar al mundo sino colaborar para el crecimiento de cada creyente.
  • Crecer y desarrollarse de manera personal ayudará al crecimiento de otros.
  • No se puede estar comprometido con el evangelio de Cristo y al mismo tiempo desligado de la iglesia de Cristo.

¡Amar a Cristo es servir a los demás! Heb. 6:10


ALCANZANDO LA META:


¿Está usted involucrado fervientemente en una iglesia local? ¿Congrega para servir a otros o solamente desea que le sirvan a usted? Los creyentes de hoy,  en su mayoría, han aprendido a usar coartadas y muchas excusas para no involucrarse en el servicio de una iglesia local y hasta para no congregar. La respuesta a todo esto puede ser quizá que por mucho tiempo han creído que congregar se trata solo de asistir a un programa de culto. Pero en realidad es mucho más emocionante que eso.

Aquí, algunas cosas prácticas que te ayudarán a aplicar mejor lo aprendido:

  • Ten un cuaderno en el que puedas registrar tus anotaciones bíblicas, devocionales, apuntes de la predicación en tu iglesia, temas, etc. Puedes ir compartiendo este material a través de todos los recursos tecnológicos que tenemos en la actualidad, tal y como mi esposa y yo lo estamos haciendo.
  • Ten una lista de los miembros de tu congregación. Anímate a orar por ellos y a visitarlos regularmente. Verás cómo esto hace la diferencia e incrementará tu pasión por el servicio.
  • Elabora tarjetitas, a mano o impresas, con versos y frases de aliento que puedas compartir con otros.
  • Anima a un grupo de tres o cuatro hermanos para visitar o testificar juntos. etc.

Cosas pequeñas como estas, fueron las que nos llevaron a un crecimiento tal que hoy estamos sirviendo en el pastorado de una iglesia y fundando otras. No son las cosas pequeñas sino el Dios maravilloso que permitimos estar detrás de estas.


UN REFRESQUITO:


  • Santiago 5:16 | “y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.”
  • Colosenses 12:25 | “para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros.”
  • Gálatas 5:13 | “Servíos por amor los unos a los otros.”
  • Colosenses 3:16 | “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría…”
  • 1 Tes.5:11 | “Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.”
  • Hebreos 10:24-25 | “Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras. no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos…”

Más Devocionales