DECLARACIÓN DE FE: La Palabra de Dios, la Biblia

1. SU REVELACIÓN: Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios, una de las formas más visibles y directas en la que Dios se ha revelado a la humanidad entera hasta el día de hoy. Por lo tanto, la Biblia constituye la base principal para establecer y permanecer en relación íntima con Dios. 1 Tesalonicenses 2:13; 1 Corintios 14:36; 1 Pedro 1:23; Lucas 8:21.

Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes. 1 Tesalonicenses 2:13

La Biblia ha sido revelada por Dios, y ahora
la Biblia revela a Dios y su voluntad.

2. SU INSPIRACIÓN: Creemos que la Biblia fue escrita por agentes humanos que fueron llamados y usados por Dios pero inspirada por el Espíritu Santo.

  • Creemos que la Biblia, siendo palabra de Dios, es perfecta y sin contradicciones. La Biblia no es un mero dictado, sino más bien un aliento, impulso y guía, que los hombres de Dios experimentaron para escribir sin error. 2 Pedro 1:19-21. 
  • Dios usó las facultades y capacidades personales de cada escritor para escribir Su Palabra sin alterar la personalidad de estos. 2 Timoteo 3:15-17; Lucas.1:1-4; Tito 1:3; 2 Pedro 3:15-16

tal como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron con sus ojos, y fueron ministros de la palabra, me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, oh excelentísimo Teófilo,para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido. Lucas.1:1-4

3. SU AUTORIDAD:

Creemos que la Biblia, como Palabra de Dios, revela el plan y la voluntad de Dios de una manera clara y definida. Por lo tanto, la Biblia es nuestra única regla de fe (todo lo que creemos) y práctica (todo lo que estamos dispuestos a vivir). No hay mayor autoridad que la Palabra de Dios para la Iglesia, ni siquiera la autoridad de un pastor, ni la mayoría de votos en una congregación, son superiores a la autoridad de la Biblia. Deuteronomio 4:2; 12:28; 1 Timoteo 3:14-15; 6:3; Santiago 1:22

enseñándoles que guarden todas las cosas que os hemandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Mateo 28:20

4. SU PRESERVACIÓN: Creemos en la eternidad de la Palabra de Dios. Dios la ha preservado por cientos de años, evitando su destrucción, y así mismo la preservará eternamente. La autoridad, los consejos, las enseñanzas y mandamientos de la Biblia han sido conservadas intactos en el tiempo, aún en las muchas traducciones a las que ha sido sometida. 1 Pedro 1:23b; Juan 6:68; Marcos 13:31; Romanos 16:25; Apocalipsis 14:6.

El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Marcos 13:31

5. SU RELEVANCIA:

  • Creemos que la Biblia es la fuente de alimento espiritual y sustento para la vida de los creyentes y para el perfeccionamiento de los mismos. Por esto todo cristiano tiene que tener una relación especial, particular, y profunda con la palabra de Dios; estudiándola diligentemente y compartiéndola con otros de la misma manera. Hebreos 4:12; Juan 5:39; Efesios 6:17; 1 Tesalonicenses 1:8.
  • Creemos que la Biblia y su enseñanza es la mayor prioridad en el ministerio eclesiástico. El pastor, como todo maestro y líder de ministerios especiales, están fuertemente comprometidos con la enseñanza correcta y diligente de la Biblia. 1 Pedro 4:11; 2 Corintios 2:17; Colosenses 1:25; 2 Timoteo 2:15: 4:1-2
  • La Biblia ha de enseñarse toda, es deber de todo cristiano velar para que cada pasaje y capítulo de la Biblia estén siendo continuamente enseñados a toda la iglesia y así mismo practicada.   2 Corintios 4:2; 2 Corintios 5:19; 2 Tesalonicenses 3:1; Tito 2:3-5

6. SU PROFUNDIDAD:  Creemos que la Biblia limita su profundidad, de manera que solo puede ser comprendida, en una manera plena, por creyentes que se encuentren en la llenura del Espíritu Santo. El hombre natural no percibe las cosas espirituales de la Palabra de Dios a menos que se arrepienta y camine en dependencia del Espíritu Santo. 1 Corintios 1:12-14; Lucas 8:10; Hch.28:26,27; Romanos 10:17-21; Mateo 11:25.

7. SU APOLOGÍA. Creemos que la defensa de la Biblia es deber de todo creyente. Todo cristiano debe mantenerse creciendo en su conocimiento y estar bien preparado para defender la fe Bíblica. A esta preparación se sumará la ayuda del Espíritu Santo  y una buena actitud de parte del creyente. Filipenses 1:7, 17; 1 Pedro 3:15; Tito 1:9; 2 Timoteo 2:25; Judas 1:3; Marcos 13:11.

EN CONCLUSIÓN:

Creemos que la Biblia es portadora de la fe verdadera. Romanos 10:17. Por lo tanto estamos dispuestos. y nos comprometemos como Iglesia de Cristo, a practicar las siguientes bases:

 

Lectura. Leer en forma personal, ordenada y constante, toda la Biblia. De acuerdo a la agenda personal de cada uno.

 

Devocional. Meditar en los pasajes bíblicos, acompañando esto con la oración, y anotar maneras prácticas en las que vamos a vivir lo aprendido.

 

Memorizar. Aprender versos claves de memoria en forma constante.

 

Congregar. Asistir fielmente a los grupos para el aprendizaje bíblico como lo son: Células, Academia Bíblica, Escuela Dominical y Cultos de Edificación. Con el fin de ser enseñados más profundamente en las verdades bíblicas.

 

Compartir. Es el compromiso de todos nosotros compartir con otras personas, sean familiares o amistades, lo mucho o lo poco que vamos aprendiendo de la Biblia.

             

Nosotros estamos dispuestos a enseñar la Biblia, solo la Biblia, y nada más que la Biblia. Y así mismo, practicarla personalmente y en nuestras congregaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario