¿Por qué practicar bases bíblicas en el hogar?

bases biblicas en el hogar

“Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican” Salmos 127:1

¿Por qué practicar bases bíblicas en el hogar? es una pregunta muy importante, ya que dependiendo de la respuesta, a esta interrogante, los padres tendrán que tomar una decisión personal: ¿Voy a edificar mi hogar con los principios de Dios o lo voy hacer a mi manera?

La falta de una buena escuela en la sociedad y hasta en la iglesia, ha hecho que los padres sólo hayan aprendido a criar a sus hijos como lo aprendieron de sus mismos padres, o como se imaginan que sería mejor. Otros muchos los crían de acuerdo al estado de ánimo o temperamento que tengan. También muchos edifican su hogar basándose en la cultura, en la opinión pública del momento, o según las voces de uno que otro profesional en la materia.

Pero son pocos los padres que toman su Biblia en serio, escudriñándola diligentemente y guiándose de sus enseñanzas cada día para poder mejorar en su labor de padres constantemente. Son pocos los que estiman a la Biblia como una herramienta poderosa y eficaz para la construcción del hogar. Todavía rige en las mentes y en la práctica de muchos creyentes el pensamiento de que la Biblia es un material exclusivo para el templo. Sin embargo, la Biblia enseña de familia igual o más que muchos de los temas fundamentales de la doctrina cristiana.

Quizá estas poniendo mucho esfuerzo por sostener tu hogar, trabajas duro, haces ciertos sacrificios, te desvelas continuamente, haces horas extras o solicitas la ayuda de tus familiares, pero lo cierto es que si no estás construyendo tu casa con las bases que provee la Palabra de Dios “en vano trabajan los que la edifican”. El Señor dijo esto hace cientos de años y lo sigue diciendo en la actualidad, sobre todo en esta era donde la familia está siendo tan degradada. Puede que nosotros, la iglesia del Señor, tengamos parte de responsabilidad en la situación de la familia en el mundo, por haber abandonado la Biblia como elemento principal e indispensable en la construcción de nuestros hogares.

9 Principios por los cuales debemos edificar nuestros hogares con bases bíblicas:

1. Por principio de crédito.

El hogar es una institución creada por Dios y para Dios, por lo tanto debe ser manejado con los criterios de Dios.

“pero al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios. Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer,  y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno. Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.” Marcos 10:6-9

2. Por principio de Autoridad.

Es Dios quien estableció el orden en la familia. Como en cualquier otra área, el hombre no puede establecer su propio orden sino seguir el orden que ya Dios estableció. De esta manera honramos la autoridad de Dios.

“Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.” 1Cor.11:3

Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor.” Col.3:20

3. Por principio de Siembra.

Andar en armonía con el creador produce paz y gozo. No basta orar por la familia, tenemos que conformar a nuestra familia al molde de Dios para disfrutar de la bendición y del gozo que vienen de él.

“Mucha paz tienen los que aman tu ley, Y no hay para ellos tropiezo.” Sal.119:165

“Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido.” 1 Jn.1:4

4. Por principio de obediencia.

El cristiano genuino ama a Cristo y quiere obedecer su palabra.

“Si me amáis, guardad mis mandamientos.” Jn. 14:15

5. Por principio de diferencia.

Como hijos de Dios debemos vivir de acuerdo a la voluntad de Dios y no al mundo ni a sus filosofías o costumbres.

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” Ro.12:2

6. Por principio de gloria.

Todo el desenvolvimiento de una familia glorificará o deshonrará a Dios. Debemos glorificar a Dios con el hogar.

“Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.” 1Co.10:31

7. Por principio de propósito.

La Familia fue creada para reflejar a Dios, Su carácter y Su obra.

“Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,  porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.” Efesios 5:29-32

8. Por principio de servicio.

La familia es el primer centro de discipulado y capacitación del creyente para la obra de Dios.

“Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.” Dt. 6:5-7

9. Por principio de sabiduría.

¿Quién conoce más lo que es mejor para nuestra familia, que nuestro propio creador? Por lo tanto, es muy sabio seguir el manual del diseñador original de la familia para que brindemos un buen mantenimiento a nuestro hogar.

Así dice Jehová, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre, el cual te ayudará” Is.44:2

“Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo,
Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas.”

!!Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! !!Cuán grande es la suma de ellos!

Sal.139:13-17

SERIE BÍBLICA ESPECIAL: