LOS ENAMORAMIENTOS Y EL NOVIAZGO EN LA IGLESIA

ENAMORAMIENTO Y NOVIAZGO EN LA IGLESIA

La relación sentimental es un tema demasiado importante, sumamente urgente, y muy necesario en nuestras iglesias, porque que es algo practicado mucho entre nuestros miembros, sobre todo por los más jóvenes. Sin embargo, también es uno de los temas más descuidados a nivel de ministerio, discipulado, y de predicación congregacional.

Es por ello que lo hemos colocado en nuestra lista de principios para la iglesia local. Buscamos proveer un material útil para el discipulado y la consejería de nuestros hermanos en la fe.

A continuación algunos principios y consejos importantes en cuanto a las relaciones sentimentales:

A. EL ENAMORAMIENTO:

Consideramos “enamoramiento” a la relación amorosa que hay entre dos personas (joven/señorita) que no se saben, ni se sienten, preparadas para el matrimonio.

1. El tiempo de espera es importante para la formación de una relación sólida en el matrimonio.

  • Dios ha señalado un tiempo especial para cada cosa, y cada cosa para darse en su respectivo tiempo. (Eclesiastés 3:1,11)
  • La etapa de la juventud es un tiempo para buscar especialmente a Dios. (Eclesiastés 12:1)

2. Los adolescentes y jóvenes inmaduros, aún están en etapa de formación.

  • Ellos deben practicar el dominio propio, no deben iniciar o permanecer en este tipo de relación amorosa. (2Timoteo 2:22; 2Timoteo 1:7; Santiago 1:12)
  • Apresurarse puede llevarles a situaciones lamentables. (Cantares 8:4; Proverbios 5:7-14)

3. Toda vez que la Biblia habla de “enamorados” lo relaciona con el mal, la tristeza y el castigo.

  • Hay quienes prefieren decir que la Biblia no habla de enamoramiento o que ni menciona la palabra “enamorados”. Pero eso no es del todo cierto.
  • Lo más efectivo será decir la verdad, que la Biblia si menciona la palabra “enamorados” pero sólo para relacionarla con algo negativo.
  • Ejemplos:
    • Cuando Amnón se enamoró de su hermana Tamar, terminó abusando sexualmente de ella para después despreciarla terriblemente (2 Samuel 13:1; 2 Samuel 13:15)
    •  Cuando Sansón, lejos del consejo de sus padres, se enamoró de la filistea Dalila, terminó siendo traicionado, esclavo, y muy humillado por sus enemigos para luego morir con ellos. (Jueces 16:4)
    • Cuando Dios anuncia el terrible castigo a Jerusalén por sus pecados de infidelidad a Dios (con sus enamorados) Jeremías 22:20, 22; 30:14; Ezequiel 16:36-37.

4. La Biblia nos enseña que el fin en toda relación amorosa debe apuntar al matrimonio como Dios lo establece. (Marcos 10:7; Efesios 5:31; 1 Corintios 7:1). Los enamoramientos no cumplen con esto, sólo apuntan a una relación de placer temporal.

5. Durante esta etapa, los jóvenes deberán estar sujetos a sus propios padres (Prov.6:20) quienes a su vez, si son miembros de la iglesia, deberán estar de acuerdo con los principios que practica la Iglesia en este asunto y sumisos con toda humildad al consejo de la Iglesia (1Pedro 5:5). De otro modo perderán muchas bendiciones.

Consejos para el éxito en la vida de los jóvenes enamoradizos:

  • Someterse y honrar a sus padres con amor y profundo respeto. (Efesios 6:1-3; Colosenses 3:20).
  • Resistir la tentación (2 Timoteo 1:7; Santiago 1:12-16).
  • Huir de sus pasiones juveniles (1 Tim.6:11; 2 Tim.2:22).
  • Pensar en otras personas, que podrían debilitarse o tropezar con sus testimonios. (1 Tim.4:12; Rom. 14:21; 1 Corintios 8:13; 10:32).
  • Ocupar productivamente su tiempo (1 Timoteo 4:13-15; Romanos 8:6; Tito 3:8, 14; 1 Timoteo 4:8).

¿Qué hay de la etapa de oración pre-enamoramiento o pre-noviazgo?

Algunos jóvenes se excusan con el pretexto de que sólo están en “etapa de oración”, pero en realidad llevan una relación como enamorados. Muchos enseñan que las parejas deben darse juntos un tiempo de oración , entre la amistad y el noviazgo, al que llaman tiempo de oración. Pero en realidad no hay la necesidad de una etapa de oración juntos antes del noviazgo.

Este asunto merece el espacio de un artículo aparte. Si te interesa, puedes acceder a este artículo donde te damos 10 consejos sobre la etapa de oración:


B. EL NOVIAZGO:

Es la relación amorosa entre dos personas (hombre/mujer) que se saben y se sienten preparados para dar el gran paso hacia el matrimonio.

El noviazgo es una relación formal, con el permiso de los padres y la bendición de la iglesia. El principal objetivo de los novios es glorificar a Dios con sus testimonios y prepararse para formar una familia estable, madura y fiel a Cristo.

El noviazgo no es una etapa de prueba para ver si la pareja es compatible. Es una etapa de preparación para el cercano matrimonio.

Aquí algunos principios importantes:

  1. Se debe mantener el respeto y honra a los padres.
  2. Se debe mantener la comunicación y la consejería con el pastor y la Iglesia.
    • En cuanto al tiempo de noviazgo, y otros detalles de preparación, se tratará en dicha consejería.
    • Ninguna pareja debe llevar un noviazgo, y menos casarse, sin una buena consejería pre-matrimonial.
  3. Los que quieran contraer matrimonio por las causas que no sean bíblicas (Como el temor, embarazo, presión, edad, economía, pasión, soledad, etc.), llevarán una consejería bíblica en la que se le tratará de persuadir en contra de esta decisión, pero si aun así se casan, ni el liderazgo, ni la iglesia es responsable. Asumirán sus consecuencias. (1 Corintios 7:28)
  4. No creemos que las relaciones virtuales-digitales (Redes sociales, telefonía, distancia) sean suficientes para establecer un matrimonio. Es más, se debe tener especial cuidado cuando una relación se ha formado de esta forma aún si ambos fueran “creyentes”.
  5. Tampoco es recomendable que una pareja pase muchos años siendo novios. El matrimonio es un asunto de madurez y de fe. Si alguien no se siente listo para este gran paso, tampoco está listo para un noviazgo.

Más en nuestra Serie Bíblica: