5 Tipos de padres para NO imitar.

PADRES PARA NO IMITAR

La Biblia está llena de personajes que son dignos de imitar aunque no fueron perfectos. Pero Dios que es un maestro a la perfección quiso plasmar en las Escrituras no sólo a los buenos sino también a los malos ejemplos. Esto, por supuesto, debido a Su gran honestidad; pero también es muy probable que lo hiciera para dejarnos bien claro lo que no le agrada ver en nosotros. Los malos elementos en la Biblia están allí también para aprender, aprender a no ser como ellos. Algo similar parece estar diciéndonos Pablo cuando expresó:

Examinadlo todo; retened lo bueno.”
1 Tesalonicenses 5:21

En esta oportunidad estaremos analizando brevemente algunos personajes de la Biblia que fueron malos ejemplos como padres. Definitivamente estos ejemplos están aquí para aprender a ser diferentes a cómo fueron ellos o actuar diferente a como ellos actuaron en determinados momentos. Si anhelamos convertirnos en excelentes padres, tenemos que empezar desechando estos malos elementos de nosotros mismos.

Vamos a ver 5 ejemplos de malos padres que hay en la Biblia. Algunos son de sorprender:

1. NOÉ, EL PADRE EGOÍSTA.

  • Olvidó que Dios quería otorgar bendición para él y su familia (Gn.9:1-17). No pensó en Dios.
  • Tampoco pensó en sus hijos a la hora de cometer el pecado. Gn.9:20-22
  • Maldijo a su hijo por su falta, que en realidad era producto del pecado suyo. Gn.9:24-25
  • Como resultado, los conflictos y problemas raciales, aun la esclavitud son una marca latente en sus generaciones.

2. ISAAC Y JACOB, PADRES CON MUCHO FAVORITISMO.

  • Isaac tenía por favorito a Esaú y su esposa a Jacob. Gn.27:6-8
  • Más adelante Jacob aprendió de este mal ejemplo y tenía por favorito a su hijo José por encima de sus otros muchos hermanos. Gn.37:3-4
  • El favoritismo trajo una ola de secuelas como: División, engaño, maldiciones, peleas y generaciones dañadas gravemente.

3. SAÚL, EL PADRE IRACUNDO.

  • Su celo por David le llevaba a pensar sólo en sí mismo, no valoraba a su hijo Jonatán. 1 Sam.20:1
  • Fue un padre propenso a los arranques fortuitos de ira.
  • Cuando se airó contra Jonatán profirió muy bajos insultos contra él y su madre. Luego incluso intentó atravesarlo con su lanza. 1 Sam.20:30
  • Su ira le dominaba fácilmente hasta que despertó en él la sed de muerte. 1 Sam.20:31, 33
  • Como resultado de esto, provocó la ira y la depresión en su hijo (1 Sam.20:34), más tarde ambos morirían tristemente en una batalla producto de su incontrolable temperamento.

4. DAVID, EL PADRE PERMISIVO.

  • David fue el extremo contrario a Saúl como padre. Mucho amor, mucho afecto, muchos regalos y nada de disciplina.
  • David se negó a corregir a sus hijos, incluso a llamarles la atención o hablarles sobre lo que hacen mal. 1 Reyes 1:6
  • Como resultado, sus propios hijos se levantaron en armas contra él aun cuando estaba viejo y enfermo. Causaron mucho dolor a su padre y a la nación. 1 Reyes 1:5

5. ELÍ Y SAMUEL, LOS PADRES MUY OCUPADOS.

  • Elí era un sacerdote de tiempo completo en el templo de Dios. Se dedicó mucho a servir religiosamente pero olvido su rol como padre. Como resultado sus hijos fueron hombre perversos. Cuando hubo que hacer algo, Elí solo les habló muy ligeramente, sin ninguna responsabilidad. El resultado final fue que sus dos hijos murieron y enterándose de aquello es que él también murió. 1 Sam.2:22-26
  • Samuel, es conocido como uno de los profetas más íntegros de la Biblia. Además ejerció los oficios de Juez y Sacerdote de la nación. Nadie encontraba una tacha en él, salvo cuando se trataba de sus hijos. Al parecer Samuel había adquirido la forma de crianza de Elí; también sus hijos fueron impíos. El resultado de todo esto fue que la nación cambió el gobierno de Dios por el gobierno humano, por un rey. 1 Samuel 8:1-7

Como hijos de Dios tenemos que evitar caer en estas cosas para poder ser unos padres excelentes, pero que sobre todo seamos padres que honren y glorifiquen a Dios.


SERIE BÍBLICA ESPECIAL: