5 Evidencias de que Dios ama al pecador

Imagen relacionada

Hay muchas corrientes filosóficas que están saliendo por el mundo como si fuesen enseñanzas bíblicas. Pero lo más increíble es que muchos creyentes las están aceptando como si fuesen palabras que vienen de Dios.

Los que enseñan que Dios no ama a todos los hombres se basan en silogismos filosóficos, como el siguiente: 

Premisa 1:      Dios ama a los que salva.
Premisa 2:      No todos son salvados por Dios.
Conclusión:    Dios no ama a todos los hombres.

Por supuesto, a esto le suman algunos versículos bíblicos para pretender demostrar que su conclusión es una doctrina bíblica. Algunos de sus versos favoritos son: 

  • “Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio; ¿por qué ves a los menospreciadores, y callas cuando destruye el impío al más justo que él…” Habacuc 1:13
  • “Abominación son a Jehová los perversos de corazón; Mas los perfectos de camino le son agradables.” Pr 11:20
  • “Los insensatos no estarán delante de tus ojos; Aborreces a todos los que hacen iniquidad.” Sal 5:5
  • “Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días.” Sal 7:11

El mayor error que cometen:

Definitivamente, al usar versículos bíblicos como éstos para decir que Dios no ama a los pecadores, se está ignorando muchas reglas de interpretación a propósito. Para una correcta interpretación de estos versos, se debe tener muy en cuenta el contexto; el estilo literario; el uso de los salmos imprecatorios; la perspectiva humana; el trasfondo histórico, etc. Tengámos cuidado, pues todo verso aislado de su contexto puede ser usado para decir cualquier cosa.

Respondiendo bíblicamente:

Los versículos mencionados anteriormente nos están enseñando acerca de la imposibilidad de que Dios esté en plena comunión con el impío. Dios es Santo y Justo, para que Dios pueda relacionarse íntimamente con el hombre éste tendría que estar limpio de pecado ante Sus ojos, y eso sólo por medio de la sangre de Cristo.

Pero esto no significa que Dios no ame a los pecadores o que los odie, como dijo Paul Washer, un expositor calvinista, en unas de sus predicaciones: “Dios odia el pecado y al pecador”. Si eso fuera verdad, Entonces Dios no daría oportunidad de arrepentimiento al pecador tal y como la filosofía calvinista pretende hacernos creer.

Pero en la Biblia, Dios siempre brindaba oportunidad de arrepentimiento a los impíos. Por ejemplo, el último verso citado (Salmo 7:11) que dice: "Dios está airado contra el impío todos los días", tiene su complemento en el verso siguiente, así podemos saber la intención del escritor: "Si no se arrepiente, él afilará su espada..." (v.12). Con esto entendemos la verdad completa:

Dios ama a todos los hombres, pero no puede estar en íntima comunión con todos debido a sus pecados, por eso brinda a todos la oportunidad de arrepentirse para que puedan estar en comunión con él.

Veamos cinco evidencias bíblicas del amor de Dios por el pecador:

Evidencia 1:  El amor de Dios por el pecador se afirma literalmente en la Biblia.

  1. "Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres"  Tito 3:4
    Es innegable que este verso nos habla del amor de Dios para con la humanidad.
  2. "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito" Juan 3:16
    Si todavía hay dudas de que este verso habla de toda la humanidad, pueden leer nuestra nota al respecto:
  3. "y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos." 2 tesalonicenses 2:10
    Es interesante notar que este verso está hablando sobre la gente incrédula que pasa a ser condenada, porque claramente el verso dice que había provisión de tres cosas para ellos: Amor, Verdad y Salvación. Las cuales cosas rechazaron y por motivo de ello, en los versos siguientes, dice que su condenación es justa. Algo tan claro pero que adrede es pasado por alto por los defensores del “amor limitado” de Dios.
  4. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Ro 5:8
    Un verso que sin duda nos enseña que Dios nos amaba aún en estado de simples pecadores.

Evidencia 2: Dios es amor, y todo aquel que le tiene en su vida lleva dentro suyo el fruto del amor de Dios, de esta manera nosotros podemos amar también a los pecadores.

"El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor."  1 Juan 4:8

Decir que sólo nosotros amamos a los pecadores y Dios no, es una enorme contradicción. Además se estaría limitando mucho el carácter y los atributos de Dios (Por su puesto, algo normal para quienes creen en un dios limitado).

"Verdad digo en Cristo, no miento, y mi conciencia me da testimonio en el Espíritu Santo, que tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón. Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne; que son israelitas" Romanos 9:1-3

¿Podríamos decir que Pablo sabía amar mejor a los pecadores que Dios?

¡NO! El amor que Pablo tiene es el amor que ha sido derramado en su corazón por el Espíritu Santo (Ro.5:5); Curiosamente todo lo que dice Pablo en estos versos, él mismo reconoce que es un testimonio en el Espíritu Santo (Ro.9:1). Efectivamente Pablo estaba siendo inspirado en el momento de escribir la epístola.

Cuando intenté redargüir a un calvinista sobre el amor de Pablo por los incrédulos Israelitas me dijo que en realidad ellos no han comprobado aún que esos versos sean inspirados y que pensaba que sólo era una expresión libre  de Pablo pero no de Dios. Pero cuando le mostré que Pablo decía “mi conciencia me da testimonio en el ESPÍRITU SANTO”, reconoció que no sabía que responder, que sólo es un misterio.

No nos hagamos muchos problemas, supongamos que estos no son versos inspirados y que sólo se trata de la expresión de Pablo; la pregunta aún quedaría en pie: ¿Pablo es capaz de amar más que Dios? ¿Será que el amor de Dios es tan limitado que no puede amar a los pecadores, pero un pecador como Pablo los amaba tanto que desearía cambiar su salvación por la de todos ellos si acaso fuera posible? La respuesta es obvia, Pablo amaba a los pecadores porque el amor de Dios moraba en él. 

Evidencia 3: El Amor de Dios es consistente y consecuente con Su palabra.

Dios no mandaría a sus hijos algo que él mismo no cumpliría. 

"Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen" Mateo 5:44 

La Biblia está llena de muchos mandamientos, cada uno de estos mandamientos ha sido y son perfectamente cumplidos por Dios, y así también nos los demanda a nosotros.

Cristo nos mandó a obedecer y él mismo fue obediente, nos mandó a decir siempre la verdad y él siempre habló con verdad, nos mandó a orar y él siempre dio ejemplo de ello, etc. Por esto mismo, Cristo nos manda a amar a los pecadores siendo él mismo el más grande ejemplo para ello. Por esto Pablo pudo expresar: Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; y por todos murió…” 2 Cor.5:14, 15

Es interesante también que en 1 Timoteo 2:1-5, Dios nos demande orar y suplicar por todos los hombres sin excepción. La explicación que Pablo da de esto es que Dios quiere que todos sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. La pregunta a esto sería: ¿Si Dios no ama a los pecadores por qué nos manda a suplicar con intensidad por ellos? No hermanos, Dios es consecuente con Su palabra y Su carácter, él nos manda esto porque ama a todos los hombres.

Evidencia 4: Jesús demostró constantemente amor hacia los pecadores, aun hacia aquellos que no le recibieron.

  • Al joven rico: "Él entonces, respondiendo, le dijo: Maestro, todo esto lo he guardado desde mi juventud. Entonces Jesús, mirándole, le amó…" Marcos 10:20-22
  • A Judas: Le permitió estar en la última cena y le dio a comer de su propio pan (Juan 13:26), Le besó y le llamó amigo (Mateo 26:50).
  • A los que le contradecían, les ofrecía salvación: "Pero yo no recibo testimonio de hombre alguno; mas digo esto, para que vosotros seáis salvos." Juan 5:34
  • Lloró por la Israel incrédula y se lamentó por ella debido a la incredulidad de ellos. Además manifestó un amor intenso al decir que los había buscado constantemente y sin respuesta. Llorando dijo: "¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!" Mateo 23:37
  • Defendió y curó la oreja a un soldado que lo arrestaba: "Y uno de ellos hirió a un siervo del sumo sacerdote, y le cortó la oreja derecha. Entonces respondiendo Jesús, dijo: Basta ya; dejad. Y tocando su oreja, le sanó.” Lucas 22:47-51
  • A los que le mataban: Rogó por perdón para ellos. "Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen." Lucas 23:34

Evidencia 5: La Biblia asegura que la Israel pecadora es amada por Dios.

Pablo declara que el pueblo incrédulo de Israel, enemigos del evangelio, son amados por Dios. 

"Así que en cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros; pero en cuanto a la elección, son amados por causa de los padres." Romanos 11:28

Aún Dios, cuando se refiere a todo Israel les habla de su gran amor por ellos. (Y sabemos que no todos los judíos serán salvos) 

"Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia. Aún te edificaré, y serás edificada, oh virgen de Israel.." Jer.31:3

Jeremías estaba hablando a un pueblo en rebelión contra Dios, lo mismo vemos casi en todos los libros proféticos.

Estas no son las únicas evidencias bíblicas del amor de Dios, pero son suficientes para demostrar que Dios ama a todos los hombres sin excepción. Así que, ¡prediquemos el mensaje del evangelio con mucha esperanza!

Toda doctrina que pretenda contradecir esta clara enseñanza de la palabra tiene que ser examinada con mucha precaución a la luz de las Escrituras, y desechadas.

También puede interesarle:


Compartir esta nota en Facebook