BOSQUEJO EXPOSITIVO: Capítulo 3:1-23

1corintios 3.7,8

“INMADUREZ Y UN MAL ENFOQUE EN LA IGLESIA”

Una vez lejos de la sabiduría y del amor de Dios, es más seguro que el creyente se torne carnal en su carácter. Veamos lo que le pasó a la iglesia de Corinto y aprendamos de las directrices que Dios les dio, en aquel tiempo, para que se pudieran levantar y comenzar a caminar como el Señor esperaba.

BOSQUEJO EXPOSITIVO: 1 Corintios 2:1-16

1corintios 2.9

“LA SABIDURÍA DE DIOS,
UNA FUENTE DE MADUREZ ESPIRITUAL”
Capítulo 2:1-16

Habíamos notado, en el anterior bosquejo, que los Corintios habían olvidado muchas bendiciones que habían recibido por gracia y misericordia de Dios. Como ya dijimos, casi todos sus problemas eran consecuencia de su constante olvido.

En este capítulo vamos a ver que ellos habían olvidado que tenían al alcance la sabiduría de Dios. Pero en la práctica estaban desechando esta sabiduría y vivían según sus propios razonamientos. Por ende, no solo tenían graves problemas, sino que no sabían como resolverlos. Por esto mismo, el apóstol Pablo tiene que recordarles y exhortarles a volver a depender únicamente de la sabiduría de Dios:

5 Claves para vencer el pecado. Romanos 6:1-12

Resultado de imagen para venciendo

PUNTO DE PARTIDA: Al creer en Cristo y convertirnos a él sucedieron milagros en nuestras vidas. Uno de estos milagros, es que morimos al pecado. Esto lamentablemente no significa que el pecado desapareció o que ya no pueda afectarnos, sino que ya no somos esclavo de éste.

En la época de Pablo, habían muchos que querían usar su doctrina, de la gracia de Dios en Cristo, para vivir en una vida licenciosa de pecado.  Pero vamos a ver que un cristiano verdadero está provisto con lo necesario, no solo para no vivir pecando sino, para vivir deseando estar lejos del pecado.

De este pasaje (Rom.6:1-12), se desprenden cinco claves para vivir en victoria sobre el pecado:

  1. La gracia de Dios no excusa que vivámos en el pecado. Más bien es nuestra fuerza para apartarnos de éste. vv.1,2
  2. La obra redentora de Cristo es la mayor motivación para vivir lejos del pecado, en vida nueva. vv.3,4
  3. La lucha contra el pecado es temporal, acabará cuando seamos resucitados y transformados. Persevere. vv.5-8
  4. Cristo nos dejó el mayor ejemplo de vivir victoriosos sobre el pecado. Aprendamos continuamente de él. vv.9-11.
  5. La voluntad de Dios para sus hijos es que vivan desechando el pecado. Él te ha capacitado para vivir venciéndolo. v.12

7 CONSIDERACIONES SOBRE EL INSTITUTO BÍBLICO

Resultado de imagen para libros

Si estás pensando o tienes planeado ingresar a un instituto bíblico o seminario el año que viene, o ya sea que hayas decidido nunca ir, sería bueno tener en cuenta estas cosas:

1. El instituto no es superior a tu iglesia local.

El seminario teológico está al servicio de la iglesia local y no al contrario. Estar en un instituto bíblico no te da un rango especial o superior al resto de hermanos que no están allí. Si estás pensando en matricularte en un instituto bíblico para corregir cosas que creas mal en tu congregación o en tu pastor entonces mejor no lo hagas. Con este punto pretendemos motivarte a mantener tu humildad en todo momento. El hecho de estar en un iglesia local y servir en lo que fuere allí ya es suficiente privilegio que Dios nos da en su infinita gracia y misericordia.

2. El instituto no es un requisito indispensable para servir en el ministerio.

Por mucho tiempo se ha considerado al instituto como algo indispensable y absolutamente necesario para la preparación y el servicio ministerial. Tanto que muchas iglesias tienen como requisito que los que van a servir allí deben ser egresados de un instituto bíblico. Definitivamente un instituto puede ser una gran herramienta de aprendizaje, pero no es indispensable. Hoy se conocen muchos siervos que, sin haber asistido a un instituto, son poderosos instrumentos en las manos del Señor, porque mantienen su dependencia en él. Con esto queremos decirte que lo más importante es ser formado por el Señor en cada área de tu vida. Para esto es más que suficiente una buena iglesia local. Te puede faltar el instituto pero no debe faltarte un pastor fiel y una iglesia sana que te ayuden en tu perfeccionamiento como siervo de Dios. Así que, si no tienes los medios para asistir a un instituto eso no significa que no eres un llamado al servicio, ni tampoco es excusa para no tener una buena preparación bíblica para el ministerio.

3. El instituto no es el cielo.

BOSQUEJO EXPOSITIVO: 1 Corintios 1:1-31

1corintios 1.10

 

“LA IGLESIA DE CORINTO, SUS BENDICIONES
Y SU PROBLEMA CONTRA LA UNIDAD”

Capítulo 1:1-31

Por la Palabra de Dios, podemos notar que todos los problemas suscitados en la iglesia de Corinto eran básicamente por motivo de olvido. En toda esta epístola se manifiesta que lo más importante que habían olvidado era el amor que habían recibido en Cristo. De esto se desprende todos los demás temas y casos.

 En este capítulo, vamos  a ver que al olvidar el amor de Cristo, los Corintios habían olvidado también tres cosas elementales para la buena comunión de los hijos de Dios, y para el avance del ministerio:

DECLARACIÓN DE FE: ORDENANZAS PARA LA IGLESIA

Imagen relacionada

DEFINICIÓN: Una ordenanza bíblica es una práctica instituida o establecida por Cristo para que su iglesia la realice de manera regular y constante. El creyente que ama al Señor, y busca serle agradable, tiene que vivir cumpliendo estas ordenanzas hasta que él venga. Juan 14:15; 2 Timoteo 4:8

  • Creemos que la Biblia presenta cuatro ordenanzas para la iglesia, dos en forma ceremonial y dos en forma vivencial o cotidiana. Éstas no son opcionales, son mandamientos. Practicarlas es obedecer a Dios, no hacerlo entonces equivale a ser rebeldes contra Su voluntad.
  • Las ordenanzas ceremoniales son: El Bautismo y la Cena del Señor.
  • Las ordenanzas vivenciales son: El servicio (simbolizado en el lavamiento de pies que Jesús hizo con sus discípulos, Juan 13:5,14) y la gran comisión (hacer discípulos, Mateo 28:18-20).

Gracia Para Todos. Romanos 5:12-21

Resultado de imagen para gracia

PUNTO DE PARTIDA: Al leer lo anterior dicho por Pablo, muchos podrían preguntarse: ¿Si la justificación no se da por cumplir la ley, entonces para qué introdujo Dios la ley en el mundo? Aquí algunos entendimientos en cuanto a esto:

  • Pablo muestra que el pecado existía desde antes de la ley, desde Adán. v.12
  • El pecado no fue imputado a la humanidad como resultado de quebrantar la ley, pues el pecado existió antes de darse la ley. Por el contrario, la ley fue dada por causa del pecado, para que los hombres sepan qué es pecado. v.13 (Ro.3:20)
  • Esto se evidencia en que después de Adán todos mueren (Lo cual es consecuencia del pecado Génesis 3:19); Aun los que no pecan de la manera en que pecó Adán. v.14
  • Como consecuencia de todo esto, Dios otorga castigo a la humanidad pero también provee salvación para todos. Con el siguiente recuadro entenderemos que el fin de Dios para otorgar la ley no fue el de inculpar y condenar sino para redargüir y salvar:

DECLARACIÓN DE FE: La salvación del hombre.

plan-de-salvacion_724_482

Ahora, definiremos nuestra declaración de fe en cuanto a la salvación del hombre. Esto incluye lo que creemos acerca del ser humano, el pecado, la condenación, la salvación, la seguridad de salvación y santificación.

Motivaciones para Vencer. Romanos 5:1-11

  Resultado de imagen para motivado

PUNTO DE PARTIDA: La justificación por medio de la fe resulta en:

  • Paz para con Dios, v.1
  • Entrada a la gracia, v.2a
  • Esperanza de la gloria de Dios, v.2b

Alguien que confía en sus obras para la salvación, por más sincero que sea, no tendrá paz con Dios pues no vive en la gracia (sino esforzándose por alcanzar su propia justificación) y los problemas no son un motivo de gloria, sino de pesar.

Pero aquel que confía en la obra de Cristo y sólo en él, es un verdadero creyente, y puede tener la certeza de estar en paz con Dios, vive en la gracia y con esperanza. Todo esto se resume en el regalo de la vida eterna que ha recibido gratuitamente.