UNA ORACIÓN CRISTOCÉNTRICA

ORACIÓN DE PABLO INTRO

Bienvenido a nuestra serie “una oración cristocéntrica”. El Bosquejo que te presentaremos a continuación es expositivo. Está basado en Filipenses 1:1-11 y tiene la finalidad de darte herramientas solidas para que puedas comprender y desarrollar una vida plena de oración. También cumple el propósito de ayudarte con un bosquejo para una serie de predicación expositiva, estudios devocionales, lecciones prácticas para grupo o para consejería personal.

Te animamos a ver cada punto de la serie. Estas son pequeñas explicaciones con sus respectivas recomendaciones practicas. Lo que pretendemos, es mostrar algunas de las características de una oración Cristrocéntrica y desarrollarlas a modo de principios, que puedan ser aplicados sencillamente a nuestra vida personal de oración .

No hará falta ahondar mucho ya que cada uno de los versos, de este pasaje, son muy claros. Solamente te arrojamos luz suficiente para un mayor entendimiento. ¡Dios te Bendiga y te use grandemente en el ministerio!

LA ORACIÓN DE PABLO

Filipenses 1:1-11

El centro, la motivación, la pasión, y el final propósito de nuestra oración debe ser siempre Cristo. Veamos algunas características de una oración cristocéntrica, teniendo como ejemplo  la oración de Pablo en el primer capítulo de su epístola a los Filipenses:

Si nuestra vida no es Cristocéntrica carece de sentido, valor y dirección; no vale nada. Sin embargo, si nuestra vida es cristocéntrica entonces también nuestra oración lo será.